Portos de Portugal
Viagem ao Centro do Mundo

Porto de Viana do Castelo,
Alberga o maior estaleiro do País

Porto de Leixões
Referência na Região Norte do País

Porto de Aveiro
Uma solução Intermodal competitiva

Porto da Figueira da Foz
Promotor da Economia da Região Centro

Porto de Lisboa
Atlantic Meeting Point

Porto de Setúbal
Solução Ibérica na Região de Lisboa

Porto de Sines
Porta do Atlântico

Portos da Madeira
O Paraíso dos Cruzeiros

Portos dos Açores
A sua plataforma no Atlântico

Quem Somos

A APP – Associação dos Portos de Portugal é uma Associação sem fins lucrativos constituída em 1991, com o objectivo de ser o fórum de debate e troca de informações de matérias de interesse comum para os portos e para o transporte marítimo.

Pretende-se que a APP contribua para o desenvolvimento e modernização do Sistema Portuário Nacional, assumindo uma função que esteve subjacente à sua criação: constituir-se como um espaço privilegiado de reflexão e de decisão.



Newsletter

Clique aqui para se registar na newsletter.

Clique aqui para sair da newsletter.

Janela Única Logística



Notícias

Bruxelas lança projecto de lei para controlar a transparência financeira dos portos

Leia a notícia do "El Vigía"

La Comisión Europea ha presentado una propuesta de ley con el objetivo de mejorar los servicios portuarios y la transparencia financiera en 319 enclaves considerados como "esenciales" del litoral europeo. Desde Bruselas, aseguran que las directrices y modificaciones legislativas ayudarán a los operadores a mejorar sus servicios e instalaciones, además de garantizarles una mayor autonomía financiera.

Entre otras cosas, Bruselas busca la generación de procedimientos transparentes y abiertos para designar a los prestadores de servicios portuarios. En este sentido, la propuesta establece normas para evitar abusos de precios por parte de los operadores con derechos exclusivos.

Asimismo, y en busca de la eficiencia, desde la Comisión se presentará, antes del verano, un pliego de propuestas destinadas a reducir la burocracia y los trámites administrativos en los puertos, esto son las denominadas propuestas del "cinturón azul".
Libertad para recaudar tasas

La propuesta de la Comisión amplía la libertad de los puertos europeos para recaudar tasas por infraestructura y refuerza la transparencia en materia de fijación de tasas y de utilización de fondos públicos. Las propias autoridades portuarias son, de hecho, las más adecuadas para identificar las necesidades de los usuarios y fijar las tasas. Al mismo tiempo, y según la propuesta de directiva, una mayor transparencia permitirá disponer de fondos públicos sin falsear indebidamente la competencia y contribuirá a atraer la inversión privada. Los puertos también podrán reducir las tasas a los buques con mejor comportamiento medioambiental.

La estiba, fuera de la propuesta

Los problemas de la estiba han quedado fuera de la proposición presentada por la Comisión Europea, algo que no ha sido bien visto por las asociaciones internacionales del sector. De todas formas, a partir de junio, la Comisión creará un comité de diálogo social para los puertos, que permitirá a trabajadores y empresarios debatir y abordar cuestiones relacionadas con el trabajo portuario. La Comisión proporcionará apoyo técnico y administrativo a los trabajos de este Comité y evaluará sus avances en 2016.

Próximas etapas

La iniciativa forma parte de la acción clave sobre el transporte marítimo anunciada en el Acta del Mercado Único II adoptada por la Comisión en octubre de 2012. Complementa otras iniciativas de la Comisión como la futura directiva sobre la adjudicación de contratos de concesión (que se aplicará a las concesiones sobre manipulación de la carga en los puertos y en las terminales de pasajeros) que establece procedimientos comunes y refuerza la transparencia para garantizar la adjudicación de concesiones de forma no discriminatoria.

Esta iniciativa incluye una comunicación que revisa la política portuaria europea y anuncia ocho actuaciones de la Comisión y una propuesta legislativa dirigida al Parlamento Europeo y al Consejo con el fin de introducir las nuevas disposiciones legales necesarias para materializar la política y los objetivos. La propuesta deberá ser aprobada por el Parlamento Europeo y los Estados miembros antes de su adopción mediante el procedimiento legislativo ordinario.