Portos de Portugal
Viagem ao Centro do Mundo

Porto de Viana do Castelo,
Alberga o maior estaleiro do País

Porto de Leixões
Referência na Região Norte do País

Porto de Aveiro
Uma solução Intermodal competitiva

Porto da Figueira da Foz
Promotor da Economia da Região Centro

Porto de Lisboa
Atlantic Meeting Point

Porto de Setúbal
Solução Ibérica na Região de Lisboa

Porto de Sines
Porta do Atlântico

Portos da Madeira
O Paraíso dos Cruzeiros

Portos dos Açores
A sua plataforma no Atlântico

Quem Somos

A APP – Associação dos Portos de Portugal é uma Associação sem fins lucrativos constituída em 1991, com o objectivo de ser o fórum de debate e troca de informações de matérias de interesse comum para os portos e para o transporte marítimo.

Pretende-se que a APP contribua para o desenvolvimento e modernização do Sistema Portuário Nacional, assumindo uma função que esteve subjacente à sua criação: constituir-se como um espaço privilegiado de reflexão e de decisão.

Notícias

ERROS HUMANOS EM CRESCENDO

Seguradoras alertam para subida de prémios no transporte marítimo

Colisões, navios encalhados ou choques frontais entre navios, tanto de mercadorias como de passageiros, foram as principais causas dos 106 acidentes ocorridos em 2012 nas águas do mundo inteiro, mais 15 que em 2011.

NOTÍCIA EM ESPANHOL

Ha pasado un año desde el naufragio del crucero Costa Concordia, que supuso la mayor pérdida marítima de 2012. El buque, encallado todavía frente a la isla mediterránea de Giglio, en la Toscana italiana, yace a la espera de que un equipo de expertos inicie, el próximo otoño, la compleja operación para desencallar el buque. El desastre se convirtió además, en un punto de inflexión en la historia de la industria marítima, que ha continuado tambaleándose a lo largo de todo este ejercicio. Colisiones, buques encallados o choques frontales entre embarcaciones, tanto de mercancías como de pasajeros, han sido las principales causas de los 106 accidentes marítimos ocurridos durante 2012 en las aguas de todo el mundo, 15 más que en 2011.

Todos estos incidentes han generado dudas en torno al mercado asegurador, pues según datos de la IUMI (International Union of Maritime Insurance), las pérdidas generadas por el Costa Concordia doblaron el valor del seguro contratado por la compañía Costa Cruceros para este buque. En este sentido, la cuestión se centra ahora en conocer cuál ha sido el efecto real sobre las primas de los seguros marítimos. ¿Han incrementado las aseguradoras el valor de sus contratos con las navieras? ¿Han incluido nuevas cláusulas legales para cubrirse ante un desastre de tal magnitud económica? Aunque la lógica apunte a todo ello, parece que nos encontramos ante varios factores que pueden hacer que no se cumpla y “no se endurezcan, por tanto, las condiciones de mercado”, afirman desde la compañía de seguros Swiss.

Por una parte, “porque el mercado asegurador está muy blando y no se puede permitir ajustes de primas al alza significativos” y por la otra, “porque la inclusión de nuevas cláusulas requiere de un consenso internacional que tarda mucho tiempo en decidirse”, apunta Mario Chivite desde la correduría de Seguros Del Moral & Chivite Asociados. Sin embargo, y teniendo en cuenta que el factor humano continúa siendo, en un 75% y un 96%, la principal causa de accidente marítimo, hecho reconocido por la industria y la Organización Marítima Internacional (OMI) y otros organismos internacionales, los seguros de responsabilidad civil sí podrían experimentar un incremento en el precio. Y para evitarlo, tal y como apuntan diversos expertos del sector, la formación juega un papel importante. De hecho, la formación inadecuada, junto con la fatiga y las presiones económicas, continúa siendo una de las grandes preocupaciones del sector.

Sven Gerhard, experto de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), explica que “algunos armadores de buques comerciales, como graneleros o cargueros, consideran que tienen poco dinero para invertir en el mantenimiento de los buques y en la formación de la tripulación. No obstante, desde Allianz también afirman que los armadores están tomando medidas para mejorar la formación, utilizando la tecnología más avanzada y por el control de sistemas como contrapesos en el puente. “Pero existe esta paradoja: cuanto más avanza la tecnología, más necesaria es la formación”, matizan. Este avance tecnológico se produce, sobre todo, en los buques de mercancías, pues tal y como apunta Chivite, “la evolución a la baja del número de tripulantes produce que se automaticen los sistemas”. Parece entonces más necesaria la formación, teniendo en cuenta que la carga protagoniza la mayoría de los siniestros.

Asimismo, parece que el nuevo reglamento se centra en el problema de error humano. El Convenio laboral marítimo (2006), que entrará en vigor en 2013, ayudará a mejorar la seguridad y abordar el bienestar y las condiciones de trabajo de la gente de mar. En cualquier caso, Mario Chivite considera que la industria marítima ha avanzado a pasos de gigante durante los últimos años en lo que a seguridad marítima se refiere, con la implantación de nuevas tecnologías y materiales. “No hay más que visitar el puente de un buque, ya sea de carga como de crucero, para observar los impresionantes sistemas de navegación que llevan incorporados, así como los sistemas de control de tráfico similares a los controles aéreos”.

Sin embargo, esto no significa, según Chivite, que sigan coexistiendo una serie de buques que por su antigüedad y abanderamiento, sean muy deficientes. Chivite pone el ejemplo de Shanghai donde a más de 60 millas náuticas navegan buques supercontenedores, cruceros con más de 4.000 personas a bordo, cargueros de dudosa navegabilidad y hasta barcazas de carga. Aunque “no hay muchos accidentes para la peligrosidad que esto supone”, todo esto como “asegurador te plantea grandes dudas”, remata Chivite.

fonte

TEJO TABLET - GALERIA FOTOGRÁFICA